DIA DEL PÁRROCO.*

4 de Agosto

Palabra Clave: párrocos  diocesano  revolución  coadjutor  catequesis  misericordia  santo feligreses contemplación egregia
Extracto: El Sacerdote, esa figura que impacta nuestras sensibilidades, es una constante en nuestras sociedades, independiente de la religión que profesemos, esos valores son fundamentales para la formación del ser social que queremos construir. El Cura de Ars, buen referente de formación humanista.

Juan María Vianey, el santo Cura de Ars, y su ejemplo de vida y dedicación es tomado por la Iglesia como modelo para todos los párrocos del mundo.

En este día celebramos a San Juan María Vianney, el Santo cura de Ars. Fue un sacerdote, diocesano Francés, plenamente dedicado al servicio pastoral de los fieles, en Francia, después de la revolución. Actualmente ha sido declarado modelo y patrono de todos los sacerdotes, especialmente de los párrocos.

Algo de su historia:

San Juan María de Vianney, inició sus estudios ya mayor y le resultaron un poco difíciles. Pero un sacerdote amigo lo ayudó y lo tuvo como coadjutor durante los primeros años que siguieron a su ordenación.
Luego pasó a ser el párroco del pequeño pueblo rural de Ars, hasta su muerte a los 63 años de edad, en 1859.

Algunos de sus méritos

Este hombre Santo llevó una vida de gran profundidad interior y austeridad. Tuvo gran voluntad para superar las innumerables pruebas que se le presentaron en su vida, algunas particularmente difíciles. Supo vencer la pobreza, la falta de educación y la desconfianza de muchas personas.
El cura de Ars fue un sacerdote lleno de sentido pastoral, organizador y buen consejero espiritual. Sus fuentes eran el amor y la oración.

Algunas preocupaciones que llenaban su vida:

Su abnegada entrega al sacramento de la reconciliación, destacando a sus fieles la bondad y el perdón de Dios. Así despertaba en ellos el deseo de arrepentirse de sus faltas. Siempre estuvo dispuesto a confesar.

La Eucaristía, sin lugar a dudas, era el aspecto central de su ministerio sacerdotal, la celebraba con gran piedad y gozo. Además tenía una actitud especial ante Jesús sacramentado y enseñaba a los fieles cómo se debe adorar a Dios.

El ministerio de la Palabra el cual nunca descuidó. Con valentía denunciaba el mal, pero prefería presentar la cara más atractiva de la virtud que la fealdad del vicio y lograr así la conversión de sus feligreses. La catequesis fue también tarea privilegiada en su vida.

La oración fue lo fundamental en su vida, lo más eficiente de su trabajo, la alabanza al Dios Bueno y Creador, la confianza en el Padre de misericordia, la oración silenciosa ante el sagrario, la petición solemne y tranquila, todo eso unido a una vida de pobreza, austeridad y obediencia a su obispo, lo hace un hombre realmente Santo. Como muestra de su fecundidad apostólica, se puede decir que cuando llegó a su parroquia había solamente 230 personas, y que un año antes de morir lo visitaron alrededor de 85.000 fieles. Sus feligreses, sin duda, lo amaron e impidieron que se fuera del pueblo para dedicarse, como era su anhelo, a la vida religiosa y a la contemplación.

Eduardo Cáceres, Instituto de Catequesis de Santiago   Fuente: www.iglesiadesantiago.cl

párroco.

(Del lat. parŏchus,
1. m. Cura que tiene una feligresía. U. t. c. adj. Real Academia Española

diocesano, na.

(Del lat. dioecesanus).
1. adj. Perteneciente o relativo a la diócesis.
2. adj. Dicho de un obispo o de un arzobispo: Que tiene diócesis. U. t. c. s. Real Academia Española

revolución.

(Del lat. revolutĭo, -ōnis).
1. f. Acción y efecto de revolver o revolverse.
2. f. Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación.
3. f. Inquietud, alboroto, sedición.
4. f. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.
5. f. Astr. Movimiento de un astro a lo largo de una órbita completa.
6. f. Geom. Rotación de una figura alrededor de un eje, que configura un sólido o una superficie.
7. f. Mec. Giro o vuelta que da una pieza sobre su eje. Real Academia Española

coadjutor, ra.

(Del lat. coadiūtor, -ōris).
1. m. y f. Persona que ayuda y acompaña a otra en ciertas cosas.
2. m. Eclesiástico que tiene título y disfruta dotación para ayudar al cura párroco en la cura de almas.
3. m. Entre los regulares de la Compañía de Jesús, el que no hace la profesión solemne.
4. m. Hombre que, en virtud de bulas pontificias, tenía la futura sucesión de alguna prebenda eclesiástica y la servía por el propietario.
Real Academia Española

catequesis.

(Del lat. catechēsis, y este del gr. κατήχησις).
1. f. Ejercicio de instruir en cosas pertenecientes a la religión.
2. f. Arte de instruir por medio de preguntas y respuestas.
3. f. Lugar o reunión donde se imparte la doctrina cristiana.
Real Academia Española

misericordia.

(Del lat. misericordĭa).
1. f. Virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenos.
2. f. Pieza en los asientos de los coros de las iglesias para descansar disimuladamente, medio sentado sobre ella, cuando se debe estar en pie.
3. f. Puñal con que solían ir armados los caballeros de la Edad Media para dar el golpe de gracia al enemigo.
4. f. Rel. Atributo de Dios, en cuya virtud perdona los pecados y miserias de sus criaturas.
5. f. p. us. Porción pequeña de alguna cosa, como la que suele darse de caridad o limosna. Real Academia Española

santo, ta.

(Del lat. sanctus).
1. adj. Perfecto y libre de toda culpa.
2. adj. En el mundo cristiano, se dice de la persona a quien la Iglesia declara tal, y manda que se le dé culto universalmente. U. t. c. s.
3. adj. Dicho de una persona: De especial virtud y ejemplo. U. t. c. s.
4. adj. Dicho de una cosa: Que está especialmente dedicada o consagrada a Dios.
5. adj. Dicho de una cosa: Que es venerable por algún motivo de religión.
6. adj. Se dice de los días festivos religiosos y también de los de la Semana Santa que siguen al Domingo de Ramos.
7. adj. Sagrado, inviolable.
8. adj. Dicho de una cosa: Que trae al hombre especial provecho.
9. adj. Dicho de una cosa: Que tiene singular virtud para la curación de algunas enfermedades. Hierba santa. Medicina santa.
10. adj. Se dice de la Iglesia católica por nota característica suya.
11. adj. U. para encarecer el significado de algunos nombres. Hizo su santa voluntad, su santo gusto o capricho. Se echó en el santo suelo. Esperó todo el santo día. U. t. en sup. La santísima voluntad.
12. m. Imagen de un santo.
13. m. Onomástica de una persona.
14. m. coloq. estampa (‖ dibujo que ilustra una publicación). U. m. en pl. Vamos a mirar si este libro tiene santos.
15. m. Mil. Nombre de santo que, con la seña, servía para reconocer fuerzas como amigas o enemigas.
16. f. coloq. esposa (‖ mujer casada).
el ∼ de cara.
1. m. coloq. Buena suerte. Tener el santo de cara.
el ∼ de espaldas.
1. m. coloq. Mala suerte. Ponerse o volverse el santo de espaldas.
santo de pajares.
1. m. coloq. Persona de cuya santidad no se puede fiar.
∼ macarro, o∼ mocarro.
1. m. Juego en que van manchando a alguien la cara los demás con la condición de quedar en lugar de este el que se ría.
santo y seña.
1. m. contraseña (‖ seña secreta).
alzarse alguien con el ∼ y la limosna, o la cera.
1. locs. verbs. coloqs. Apropiárselo todo, lo suyo y lo ajeno.
a qué santo, o a santo de qué.
1. locs. advs. Con qué motivo, a fin de qué, con qué pretexto.
cargar alguien con el ∼ y la limosna.
1. loc. verb. coloq. alzarse con el santo y la limosna.
comerse alguien los ∼s.
1. loc. verb. coloq. Extremar la devoción en las prácticas religiosas con exceso de beatería.
dar alguien con el ∼ en tierra.
1. loc. verb. coloq. Dejar caer lo que lleva.
desnudar a un ∼ para vestir a otro.
1. loc. verb. coloq. Arreglar una cosa estropeando otra.
encomendarse alguien a buen ~.
1. loc. verb. U. para dar a entender que se busca una buena ayuda para salir de un gran peligro, o para conseguir algo muy difícil.
írsele a alguien el∼al cielo.
1. loc. verb. coloq. Olvidársele lo que iba a decir o lo que tenía que hacer.
jugar con alguien al ~ mocarro, o macarro.
1. locs. verbs. coloqs. Burlarse de él, engañarlo, maltratarlo.
llegar y besar el ∼.
1. loc. verb. U. para explicar la brevedad con que se logra algo.
no ser alguien santo de la devoción de otra persona.
1. loc. verb. coloq. No gustarle, no inspirarle confianza, no tenerla por buena.
por todos los ∼s, o por todos los∼s del cielo.
1. exprs. coloqs. U. para rogar encarecidamente algo.
quedarse para vestir santos una mujer.
1. loc. verb. Quedarse soltera.
quitar de un ∼ para poner en otro.
1. loc. verb. coloq. desnudar a un santo para vestir a otro.
∼ y bueno.
1. expr. U. para aprobar una proposición o asunto. Real Academia Española

feligrés, sa.

(Del lat. vulg. fili eclesĭae, hijo de la Iglesia).
1. m. y f. Persona que pertenece a determinada parroquia.
2. m. y f. p. us. Camarada, compañero. Real Academia Española

contemplación.

(Del lat. contemplatĭo, -ōnis).
1. f. Acción de contemplar.
2. f. Consideración, atención o miramiento que se guarda a alguien.
3. f. pl. Miramientos que cohíben de hacer algo
Real Academia Española

egregio, gia.

(Del lat. egregĭus).
1. adj. Insigne, ilustre. Real Academia EspañolaHijo d

CONSTITUCIÓN DEL ECUADOR 2008

NOSOTRAS Y NOSOTROS, el pueblo soberano del Ecuador, RECONOCIENDO nuestras raíces milenarias....

DECLARACIÓN UNIVERSAL

Adaptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948... .

presidentes del ecuador

La República del Ecuador, es la organización política actual de la nación. El gobierno electo se constituye en la depositaria ...