Navidad

Navidad fiesta pagana

Virgen con el Niño, Escuela Quiteña, siglo XVII, óleo sobre lino, estofado. 139 x 99 cm Sala de Arte colonial Quito /
Nacimiento, atribuido a Bernardo de Legarda, Escuela Quiteña, siglo XVIII, madera tallada, encarnada, policromada y estofada, con suprabase de plata, sombreros en seda deshilada, 34x 47 cm Sala de Arte Museo Central Quito

No, nunca, jamás, por ningún motivo. No hay fecha más sublime y de grata recordación que esa fecha, establecida arbitrariamente para evocar el acontecimiento más trascendente que la humanidad ha experimentado, el nacimiento del unigénito de Dios, aquel cuya misión es salvar a la humanidad, rescatarla a través del tiempo, su mensaje de paz es permanente, amarnos los unos a los otros, sentimiento posible, si reconocemos la existencia de Dios. Los escépticos también han conocido la presencia de Cristo en la tierra, y lo presentan como un personaje histórico.

La dualidad con que se presentan las cosas en el mundo, la lucha permanente entre el bien y el mal. La aceptación de los múltiples credos con que los grupos sustentan su existencia, no han traído la felicidad del mundo, lo sumergen en la confusión , el caos y por último la guerra y la muerte de los inocentes.

La Navidad no escapa a este enfrentamiento, entonces tenemos la Navidad cristiana y la navidad pagana, donde el hombre en pleno ejercicio de su libertad con convicción la asume. ¿Que Navidad estamos celebrando? ¿Cómo es la una? ¿Cómo es la otra? No lo sé.

Lo único que conozco, el mensaje de Cristo: “Yo soy el mismo ayer, hoy y siempre”. entonces la Navidad que queremos es la natividad de Belén, la Navidad del pesebre, donde los ángeles cantaban: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!, los pastores también lo sabían y participaron de ella. Que tierno es la presencia de los pastores, lo supe cuando visite la cumbre del Chimborazo y pude intercambiar sentimientos con ellos, es que el contacto con la naturaleza, que es lo mismo decir con Dios, lo expreso sin ser panteísta, han convertido a estos seres en personas especiales.

La Navidad del canto: Noche de Paz, la Navidad donde un padre, o una madre o ambos a la vez, mirando a sus hijos les dicen, te quiero y sirven con amor su frugal comida. Deseo la Navidad que me ofreció mi madre.

Y que el nuevo año signifique ser coherente para seguir al Jesús niño, al Jesús hombre, que con su mensaje de amor y decisión pide siempre al mundo que se encamine por los senderos de la confraternidad para la construcción de una sociedad capaz de cosechar los frutos de la bondad.

Feliz Navidad.
Alfonso Pesantes Martínez
22/12/2003 10:43:06

Navidad Fiesta o conmemoración

Navidad realmente Cristiana Juan Larrea Holguín.

Jesús de Nazareth, nació para redimir al ser humano.

 

 

< Virgen y el Niño, Escuela quiteña, Siglo XVII Autor Anónimo . Museo Municipal - Guayaquil

Niño Dios (1843)

Fray Fernando de Jesús Larrea (ecuatoriano)

Vers. Dulce Jesús mío,
Mi Niño adorado

Resp. Ven a nuestras almas,
Ven, no tardes tanto.

Del seno del Padre
Bajaste a humanarnos,
Deja ya el materno
Para que te veamos.     Ven & c.

De montes y valles
Ven ¡ ó deseado !
Rompe ya los Cielos,
Brota flor del campo.    Ven & c.

Raíz de Jessé
Adonaí Sagrado,
Sapiencia del Padre,
Y de su luz Rayo.          Ven & c.

Llave de David,
Legislador Sabio,
Guía de tu Pueblo,
Y Rey Soberano.        Ven & c.
¡ Oh Manuel Divino!
Mi amante, y mi amado,
Ven al mundo ya,
Apresura el paso.        Ven & c.

Veante mis ojos,
Oiga ya tu llanto,
Bese ya tus pies,
Bese ya tus manos.        Ven & c.

Ven , Hermoso Niño,
Ven, Dios humanado,
Que todas las gentes
Te están esperando.       Ven & c.
Ven, que ya con ansia
Te están deseando
Todos los hombres
Para su reparo.                 Ven & c.
Ven, que ya los Santos
En Limbo encerrados
Con Joaquín y Ana
Por tí están clamando. Ven & c.

Ven, que ya María
Previene sus brazos,
En que pueda al mundo
Visible mostraros.                  Ven & c.

Ven, que ya José
En tierra postrado,
Amante te espera
Con anhelo sacro.                 Ven & c.

Ven, Salvador nuestro
Por quien suspiramos.
Ven a nuestras almas,
Ven, no tardes tanto.

Nota:

Jessé.- "Árbol de Jesé es el nombre que tradicionalmente recibe el árbol genealógico de Cristo, a partir de Jesé, padre del rey David. En el Apocalipsis de Juan, Jesús afirma: Yo soy la raíz y el retoño de David."

Adonay.
(Del lat. bíblico Adonāi, y este del hebr. ădōnay, mis señores).
1. m. Uno de los nombres que los hebreos dan a la Divinidad. Real Academia de la Lengua

 

24 de Mayo

Brilla el sol en el Pichincha /donde Sucre y Calderón/vencieron con mucha pericia /al blanco y fiero español...

Antonio José de Sucre

El 3 de Febrero de 1795, en Cumaná, la familia Sucre-Alcalá, es favorecida con el nacimiento de su quinto hijo ....

Encuentro de dos Mundos

"...yo hallé muy muchas islas pobladas con gente sin número; y de ellas todas he tomado posesión por Sus Altezas con pregón y bandera real extendida, y no me fue contradicho." ...