El Cosmopolita Editado por Juan Montalvo

EL COSMOPOLITA"1

En la mañana del 3 de Enero de 1863 aparecía en los puestos de venta de periódicos de Quito una revista de carácter político-literario, de unas 42 páginas, presentada de la mejor manera que los progresos tipográficos del establecimiento de F. Bermeo lo permitían en la capital del Ecuador por entonces.

Se titulaba "El Cosmopolita". Su redactor único, don Juan Montalvo.
El precio del ejemplar era de cuarenta centavos, precio de conmoción por los pocos lectores de la época
 

Decía en el prospecto:

 "Mucho es que ya podamos a lo menos exhalar en quejas la opresión en que hemos vivido tantos años; mucho es que no hayamos quedado mudos a fuerza de callar por fuerza..."

Se refería, con esta explicación, a la imposibilidad de publicar, durante el régimen de García Moreno, periódico alguno de combate, de análisis o de polémica políticos. Ahora que el despótico gobernante había dejado el poder, se estaba en condiciones de discutirle ... Unas semanas antes, -por cierto, del aparecimiento de "El Cosmopolita", ya le había discutido, adelantándose a todos, don Julio Zaldumbide, en su folleto "El Congreso, D. 'Gabriel García Moreno y la República", que los amigos y partidarios del ex - Presidente calificaron de inoportuno y cobarde, ya que, siendo su trabajo de oposición y de ataque a Gabriel García Moreno, solamente había venido a publicarse durante otro Gobierno, cuando precisamente ya tenía el país otros problemas, otros hombres y otros errores gravísimos qué combatir y rectificar ...

Naturalmente, en "El Cosmopolita" había la debida referencia al folleto de don Julio Zaldumbide y a estos ataques —no justos, según Montalvo; -pues que el influjo de García Moreno no había terminado, aparte de que, aun sin ser Presidente, ese hombres seguía siendo temible, por su energía personal y brutal violencia en la discusión con los adversarios ... (22)

Era Presidente del Ecuador, en efecto, para ese tiempo, don Jerónimo Carrión. A pesar del influjo de García Moreno, es verdad que el Gobierno de este ciudadano no pareciese en nada al de su antecesor.  Inepcia en el manejo de los fondos públicos; inexperiencia o ignorancia en las cuestiones administrativas y un nepotismo agudo, hasta el punto de que Ministro de Gobierno era nada menos que el yerno del Presidente ...

Las críticas de "El Cosmopolita" no convergieron ni se concretaron, con todo, a estos problemas del momento. Se referían, de un modo muy generalizado, a la tiranía de García Moreno, en los años de 1860 a 1865. Se hacía, pues, casi simple historia, no polémica.

Desde otros aspectos, "El Cosmopolita" produjo una convulsión entre la juventud intelectual del Ecuador y de América. Algunos se sintieron envidiosos y agresivos; otros, en mayoría, elogiaron la publicación magnífica, por la lectura varia — viajes, poesía, crítica, divagación política,— y por la nobleza y elevación del pensamiento.

En Quito se publicaba "La Patria". Fue el primer periódico que saludó la aparición de "El Cosmopolita", con una fisga excepcional. En tono divertido comentó las emociones de Montalvo en Roma, al ver "acurrucado un gato negro de ojos centellantes" y un "gallo inmóvil sobre la pata izquierda durmiendo mientras llovía". Y con evidente malevolencia indicaba hasta faltas ortográficas que, propiamente, eran faltas de tipografía.

Escribía estas críticas un antiguo amigo y compañero de Montalvo: don José Modesto Espinosa, o sea don Tomesdo Pisenaso; ya que los anagramas estaban en todo su vigor, entre periodistas y literatos ... (23)

En el N" 2 de "El Cosmopolita" tuvo buen cuidado Montalvo de contestarlas, en unos cuatro artículos, aparte de las correspondientes advertencias editoriales.

Por su parte, Gabriel García Moreno, hábil satírico también, se contentó con pagarle, en dos sonetos de estilo corrosivo, la deuda contraída con "El Cosmopolita". Se titulaba el uno: "A Juan que volvió tullido de sus viajes sentimentales"... Y el otro: "Soneto bilingüe dedicado al Cosmopollino"... (24)

García Moreno, en este mismo año de 1866, parte para Santiago, como Ministro Plenipotenciario del Ecuador en Chile.

"El Cosmopolita" podía, pues, seguir aconsejando a don Jerónimo Carrión que no se le ocurra nunca imitar la cruel política de su antecesor, "azotador de generales", "matador de prisioneros inermes".

A mediados de ese mismo año, una vez publicados cuatro números, se suspendió "El Cosmopolita". Motivos económicos o motivos de orden personal influyeron en ello; aunque no se dio explicación alguna al respecto. El prestigio de la revista se había extendido mucho en el país; pero, seguramente, la élite intelectual y política que compraba, pagaba y leía no era tan numerosa en el Ecuador como para sostener, solamente a base de circulación —sin avisos, sin subvenciones extraordinarias— al precio de cuatro reales ejemplar un periódico de la selección y altura de "El Cosmopolita" ... O era que, como Juan Montalvo no podía trasladarse a Quito definitivamente —pues que, en su mayor parte, los cuatro primeros números de "El Cosmopolita" fueran redactados desde Ambato— prefirió su autor una suspensión temporal a que continuase saliendo con multitud de faltas tipográficas y enredado en variedad de problemas que, aunque pequeños, resultaban insolubles a la distancia.

Sea por lo que fuere, durante todo el segundo semestre de 1865 no apareció "El Cosmopolita". Tampoco durante todo el año de 1867, a excepción de un folleto titulado "El Precursor de "El Cosmopolita", en que Montalvo aboga por la amnistía y el retorno del ex - Presidente Urbina al Ecuador, una vez que habían transcurrido ya ocho años de penoso ostracismo.

En este tiempo Montalvo ocupóse en la correspondencia e intercambio de amistades con hombres eminentes, literatos y políticos de América. Miguel Antonio Cara y Rufino José Cuervo elogiaron "El Cosmopolita" y lo solicitaron, no sin subrayar su posición ideológica, en política, distante de la de Juan Montalvo. "

En la época circulaba 4 reales - 1862, plata de 0,666 - 13,5g 1884 Foto de Numismática ecuatoriana, Ramiro Reyes 2011

 

 

 


 

 

 

 

 

Notas de Oscar Efrén Reyes.

(22) En efecto. García Moreno todavía encontrase en Quito cuando la publicación del trabajo de Julio Zaldumbide.. El período presidencial terminara el 30 de septiembre de 1865, y apenas diez días después, o sea el 10 de octubre —tiempo estrictamente necesario para la labor tipográfica,—se lo ponía. en circulación. Era uno como balance de la obra guberna­tiva de García Moreno.

"No son, pues, señor don Gabriel García Moreno el temor y la violencia los medios con que habíais de moralizar nuestra corrompida República. Si queríais corromper más, hacerla: a la servidumbre y constituiros en tirano, habéis escogido los. más adecuados medios, y casi habéis conseguido; pero si en. verdad deseabais el bien de nuestra patria y el vuestro, habíais de haber depuesto la arrogancia y tomado en su lugar la moderación, echando por otro camino, valiéndoos de medios. que os hicieran amado y venerado más que adulado y temido, dando ejemplo de respeto por las leyes más bien que de insolencia y audacia en infringirlas, procurando infundir en vuestros conciudadanos, y especialmente en vuestros partidarios, dignidad y energía moral antes que servilismo y sumisión" . . . ("El Congreso, don Gabriel García Moreno y la República". Of. Tip. de F. Bermeo. Quito, octubre 10 de-1865. Pág., 8).

(23) "La Patria". No 16, Febrero de 1866.—José Modesto Espinosa: "Obras Completas", vol. II, págs. 94-108. Ed. de Friburgo de Brisgovia, 1899.

(24) García Moreno, para sus sonetos divertidos, encontró el ridículo en algunas circunstancias del primer viaje de Montalvo a Europa.

Primeramente fue explotado el uso que, por la neuritis o el reuma, Montalvo tuvo que hacer de las muletas, al llegar a su ciudad:


A JUAN QUE VOLVIÓ TULLIDO DE SUS VIAJES
SENTIMENTALES


Dejando Juan sus áridas colinas
y el proceloso suelo de su cuna,
do en nudoso nopal crece la tuna
coronada de innumeras espinas.

Recorrió mil regiones peregrinas;
y más allá pasara de la luna
si tullido en lecho por fortuna,
no quedara en las márgenes latinas.

¡Oh tiempo mal perdido! Oh desengaños!
dejar las tunas, el nopal, la sierra
por variar de costumbre y de teatro;

y tras tanta fatiga y largos años
regresar de cuadrúpedo a su tierra
quien, yéndose en dos pies, volvióse en cuatro!
García Moreno


Luego las impresiones de Italia, narradas en "El Cosmopolita":

SONETO BILINGÜE DEDICADO AL COSMOPOLLINO

Cuando fue Sancho amigo al “Campidoglio
En Aciago y menguado y triste rato,
Vió tendido un enorme y negro gato
Que le puso la testa en un imbroglio”.

Y miró con grandísimo "cordoglio"
una oveja, tres búfalos y un pato,
y las ranas lo mismo que en Ambato,
lo cual sin duda le llenó de "orgoglio".

Y vio por fin dormido en una pata
un gallo ¡oh maravilla! Y el tal cuento
"con su pata de gallo' así remata.

Pues. quieres, Juan. te diga lo que siento?
Si te viste tú mismo, yo discurro
que debiste de ver también un burro. García Moreno
Quito, Enero de 1866

Ambos sonetos se publicaron a raíz de la aparición del primer número de "El Cosmopolita", en "El Sud-Americano", - periódico que, con "La Patria", a guisa de sanción patibularia, acogía para Montalvo lo más corrosivo y flagelante... (V. GARCÍA MORENO: "Escritos y Discursos" ed. de 1887, vol. I.

Págs.. 296-297, con la nota correspondiente)

1 Reyes Oscar Efrén, Vida de Juan Montalvo Segunda Edición, Quito, Ecuador 1943

Nota: El Editor compró esta edición en el Mercado de Pedro Pablo Gómez por el precio de $1,50 centavos, el día 17 de noviembre del 2002

 

Vocabulario: opresión

Definiciones y ejemplos: Opresión, ostracismo, anagrama... 

 DÍA ECUATORIANO DE LA ANTÁRTICA

El Ecuador reivindicó su derecho al continente blanco y lo concretó con la instalación científica: Pedro Vicente Maldonado,...

Períodos Histórico

"Grupos Humanos ingresaron a América desde Asia cruzaron el estrecho de Bering...