Don Pedro Franco Dávila.

Nacido en Guayaquil ( Ecuador) el 21 de Marzo de 1711

Palabra Clave: ilustre,   gabinete,  fósilesacademia
Extracto: Son notables las páginas de la Historia donde encontramos una intelectualidad productiva para la sociedad, es el caso de Don Pedro Franco Dávila, creador del Museo de Historia Natural, fue un valioso aporte para el desarrollo de la Ciencia y eje indispensable para estudiar la naturaleza, sus reglas y leyes para así adquirir su dominio y ponerlas al servicio del hombre.

¿Por qué recordar a Don Franco Dávila?

El mérito más trascendente crear, la Colección de Historia Natural. La importancia didáctica para la educación fue reconocida por el Rey Carlos III, permitiendo ponerla al servicio público; ahora nadie niega la necesidad de vincular los museos con los niveles iniciales de la educación.

Don Pedro Franco Dávila inició con su extensa colección el Real Gabinete de Historia Natural de Madrid y fue su primer Director.

Este museo en 1815 cambio de nombre a Real Museo de Ciencias Naturales y desde 1913, se denomina: Museo Nacional de Ciencias Naturales. La Inscripción latina recuerda la creación de esta Institución científica y cultural.

Carolus III Rex
Naturam et artem sub uno tecto
in publicam utilitatem consociavit.
Annus MDCCLXXIV

El Rey Don Carlos III
Unió bajo un mismo techo a las Ciencias Naturales y las Artes para utilidad pública.
Año de 1774

El Rey Carlos III Resolvió comprar la colección -que inició particularmente en París- de Don Pedro Franco Dávila el 17 de Octubre de 1771. Siendo la muestra de gran importancia cualitativamente como cuantativamente, merece atención la parte Paleontológica principalmente de invertebrados y de vegetales fósiles.

Otro de los aportes de Don Pedro Franco Dávila, fue la "Instrucción Hecha por orden del Rey para la recolección de las "Producciones curiosas de la naturaleza", destinadas al Real Gabinete de Historia Natural de Madrid" . Esta Instrucción no era otra cosa una orden del Rey para que los virreyes, gobernadores, corregidores, alcaldes mayores e intendentes de provincias en todos los dominios puedan hacer, escoger, preparar y enviar a Madrid todas las producciones curiosas de Naturaleza que se encontraran en las tierras y distritos para ser exhibidas en el Real gabinete de Historia Natural para beneficio e instrucción pública.

El aporte de don Pedro Franco Dávila, fue reconocido por los hombres de Ciencia, porque nuestro ilustre compatriota, fue nombrado Académico por el Rey Federico de Prusia por pedido de los miembros de la Academia de Berlín, el 8 de Septiembre de 1767, perteneció a la Academia de Historia de Madrid, correspondiente a las Ciencias Naturales y luego fue nombrado Miembro de número de la Real Sociedad de Londres, el 6 de Junio de 1776.

Es natural que los españoles digan que fue español, porque nació dentro del imperio, pero nosotros los ecuatorianos decimos que fue guayaquileño y gloria para el Ecuador, ejemplo para los hombres de ciencia, un hombre que vivió para el progreso de la Ciencia, la ciudad de Guayaquil, lo recuerda con el nombre de una calle.

Este es el pequeño recuento sobre la participación de Franco Dávila en la creación del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Don Pedro Franco Dávila.

"Los fondos iniciales del Real Gabinete de Historia Natural consistían en las excelentes colecciones y biblioteca propiedad de Pedro Franco Dávila, comerciante español natural de Guayaquil y residente en París, que los cedió a la Corona española, con la mediación del ilustrado fraile agustino Enrique Flórez y el ministro Marqués de Grimaldi, en 1771. Pedro F. Dávila fue nombrado Director. Su colección contenía miles de piezas de minerales, algas, plantas, animales de todas clases, cálculos y piedras bezoares de origen fisiológico, utensilios y armas de diversas culturas y edades; y objetos artísticos de porcelana, cristal y minerales preciosos de todos los continentes; bronces antiguos, esculturas, medallas y lápidas; cuadros de pintores célebres de varias escuelas y países, miniaturas, dibujos, acuarelas, esmaltes.

El Gabinete fue instalado en el edificio de calle Alcalá, nº 13, compartido con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1773, y abierto al público, como museo, en 1776, en Madrid.

Academia de San Fernando

Pronto aumentaron las colecciones con lavas del Vesubio, el meteorito de Sena (Huesca), objetos preciosos y alhajas donados por la Casa Real, el primer tesoro arqueológico de Alcudia, maderas, mármoles y minerales de diversas regiones españolas; también plantas, semillas, metales preciosos, conchas y objetos de las Américas y del Extremo Oriente, además de ejemplares de animales disecados conforme a una instrucción regia dictada por el propio Dávila. Este reseñaba a fines de 1785 los miles de dibujos, grabados, láminas y algunos libros comprados, según su demanda y por orden del Ministro Floridablanca, en la subasta de Gabinete J. le Franc Van Berkhey en Amsterdam, a comienzos del año.

Dávila muere en 1786." Fuente :Museo Nacional de Ciencias Naturales. (España)

Ejemplar datado más antiguo de la colección, 1790. Esqueleto de Sargo con las vísceras reproducidas en cera

Museo Nacional de Ciencias Naturales.
Madrid, España

 

 

El Interés que generó la colección del Gabinete de Historia Natural de Madrid llegó hasta Argentina donde se logró "El primer descubrimiento de restos de un gliptodonte -pariente de los armadillos provisto de un grueso caparazón rígido- lo realizó el jesuita inglés Thomas Falkner en 1760, a orillas del río Carcarañá, en la provincia de Santa Fe. En 1787, el fraile dominico Manuel Torres desenterró de las barrancas del río Luján los restos óseos de un megaterio, un gigantesco animal extinguido emparentado con los perezosos. Obtenido el apoyo para la gestión respectiva del virrey marqués de Loreto, el esqueleto fue remitido a España, con una extensa nota del virrey, el 2 de marzo de 1788.     Foto: Gliptodonte Museo de La Plata

Fue tal el interés que despertó este enorme esqueleto de cerca de cinco metros de largo, que el rey Carlos III reclamó el envío de un ejemplar vivo, o en su defecto desecado y relleno de paja. Reconstruido en el Real Gabinete de Historia Natural de Madrid, el fósil fue estudiado por el naturalista francés Georges Cuvier en 1796. De esta forma, el Megatherium americanum -como denominó Cuvier a este gigante de las pampas- se convirtió en el primer vertebrado fósil del Nuevo Mundo conocido por la ciencia. El esqueleto de este megaterio se conserva actualmente en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, siendo el primer vertebrado fósil montado para fines de exhibición." 1

1 Volumen 9- No 53- Julio/Agosto 1999 Ciencia Hoy. Revista de divulgación y Tecnológica de la Asociación Ciencia Hoy.

 

 

 

ilustre.

(Del lat. illustris).
1. adj. De distinguida prosapia, casa, origen, etc.
2. adj. Insigne, célebre.
3. adj. Título de dignidad. Al ilustre señor. Real Academia Española

gabinete.

(Del fr. ant. gabinet, fr. cabinet).
1. m. Habitación más reducida que la sala, donde se recibe a las personas de confianza.
2. m. Conjunto de muebles para un gabinete.
3. m. Oficina de un organismo encargada de atender determinados asuntos. Gabinete particular del Ministro. Gabinete de Prensa.
4. m. Local en que se exhibe una colección de objetos curiosos o destinados al estudio de una ciencia o arte.
5. m. Habitación provista de los aparatos necesarios, donde el dentista u otro facultativo examina y trata a sus pacientes.
6. m. ministerio (gobierno del Estado).
7. m. ministerio (cuerpo de ministros).
8. m. Aposento que servía de tocador a las mujeres.
9. m. Col. Balcón cubierto.

∼ de crisis.
1. m. El constituido por altos cargos del Gobierno para afrontar una situación excepcional.

de∼.
1. loc. adj. Dicho de una persona: Que escribe o trata de una materia, conociéndola solo por teoría, sin tener en ella práctica.
2. loc. adj. Dicho de una materia o de un asunto: Que responde a un conocimiento o elaboración meramente teóricos, artificiales o alejados de la realidad Real Academia Española

fósil.

(Del lat. fossĭlis).
1. adj. Se dice de la sustancia de origen orgánico más o menos petrificada, que por causas naturales se encuentra en las capas terrestres. U. t. c. s. m.
2. adj. Se dice de la impresión, vestigio o molde que denota la existencia de organismos que no son de la época geológica actual. U. t. c. s. m.
3. adj. coloq. Viejo, anticuado.
4. m. coloq. Méx. Estudiante rezagado.
5. m. desus. Mineral o roca de cualquier clase. Real Academia Española

academia.

(Del lat. academĭa, .
1. f. Sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública.
2. f. Junta o reunión de los académicos. El Jueves Santo no hay academia.
3. f. Casa donde los académicos tienen sus juntas.
4. f. Junta o certamen a que concurren algunos aficionados a las letras, artes o ciencias.
5. f. Establecimiento docente, público o privado, de carácter profesional, artístico, técnico, o simplemente práctico.
6. f. Casa con jardín, cerca de Atenas, junto al gimnasio del héroe Academo, donde enseñaron Platón y otros filósofos.
7. f. Escuela filosófica fundada por Platón, cuyas doctrinas se modificaron en el transcurso del tiempo, dando origen a las denominaciones de antigua, segunda y nueva academia. Otros distinguen cinco en la historia de esta escuela.
8. f. Esc. y Pint. Estudio de una figura entera y desnuda, tomada del natural y que no forma parte de una composición. Real Academia Española

 invitación a leer

La libre circulación de las ideas y opiniones, oportunidad para acercarnos a la verdad.

Historia de la república

La Cronología de los presidentes del Ecuador.

eSTELAS DE LA HISTORIA

Los hechos y pensamientos del presentes  dan rumbo a la Historia.